Efusion

Efusión

Código y producción de sentido
Encuentro Internacional de Artes Performáticas, Ciencia y Tecnología

Efusión: código y producción de sentido es un encuentro internacional que promueve la reflexión, el análisis, la divulgación y el intercambio artístico entre creadores de diferentes latitudes y disciplinas que trabajan la conjunción del cuerpo, la tecnología y la ciencia.

 _________________________

JUSTIFICACIÓN

Minerva Hernández y Myriam Beutelspacher son fundadoras de la línea de investigación sobre artes performáticas y tecnología: Translab[1] plataforma de investigación y experimentación, concebida con tres líneas teóricas: la prótesis, el gesto y la metáfora, que tienen como eje transversal a la presencia. De estas líneas surge el proyecto de Tesina de Myriam Beutelspacher del 1er. Encuentro llevado a cabo en 2012: Liveness: prótesis, gesto y metáfora.

En 2015, proponemos: Efusión: código y producción de sentido como un proyecto curatorial independiente.

 El tema de estudio gira alrededor de la capacidad de las nuevas tecnologías de ofrecer modelos híbridos de corporeidad, generando modelos de subjetividad disidentes de la normatividad moderna. Bajo esta mirada, el dispositivo tecnológico se entiende como catalizador de nuevas posibilidades y lenguajes expresivos que enriquecen el hecho artístico y como dispositivo que encarna una dimensión expresiva imposible de lograr con las herramientas escénicas habituales. El resultado en la escena transdisicplinar busca ser un ‘acontecimiento’ expresivo y estético en donde hombre y dispositivo son indivisibles, tal vez no ontológicamente pero si en el ámbito de la expresión, redimensionándose y multiproyectándose de modo recíproco.

 Surge con ello una nueva elocuencia y dramaturgia gracias a que estos dispositivos artificiales actúan como transductores de nuestro gesto desconocido y como hacedores procesuales de nuevo material simbólico. Dándose así, una innovadora forma de percepción y comunicación que nos interpela y nos desafía más allá de nuestras limitaciones culturales o expresivas.

Bajo este esquema, Efusión: código y producción de sentido es una ventana compartida de conocimiento, educación y divulgación que considera la experiencia adquirida como patrimonio cultural y construye una plataforma de acceso al público para la comprensión de discursos híbridos generados a partir de la relación cuerpo–tecnología-ciencia así como de nuevas formas de producción de sentido en la escena.

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

Efusión 2015: código y producción de sentido

Esta nueva edición contará con artistas escénicos, académicos, científicos y especialistas de México, España, Colombia, Inglaterra, Francia, Italia y Austria. Sus actividades deberán ser gratuitas y abiertas a creadores interesados en los nuevos medios, científicos y público en general ya sea de forma presencial o en línea a través de los nodos de transmisión en vivo a diferentes aliados e instituciones, con el objeto de detonar, reforzar y retomar dinámicas de colaboración para el desarrollo de estas prácticas interdisciplinarias, a partir de un espacio desde el cual se aporte información a los estudios de investigación entre arte y ciencia.

El marco conceptual que define sus actividades se centra en la capacidad poiética[2] del código. El interés primordial es el de borrar las fronteras que existen entre tecnología y el ser humano para explorar así su facultad creativa. De igual manera, se busca reflexionar sobre cómo lo tecnológico interviene en la dramaturgia, en la escena y en las acciones para generar una construcción mutua, una apertura de posibilidades estéticas. Al abordarlo desde una metodología inter-transdisciplinar veremos que, de estos intersticios, emanan nuevas formas de conocimiento.

Efusión, retoma la idea de código como un generador de sentido que altera, redimensiona y amplifica la capacidad expresiva del artista performático, modificando la idea de cuerpo, de espacio, de tiempo y de lugar. La intención es indagar en las diversas perspectivas creativas que nos brinda el código y pensarlo no como instrumento ajeno, sino como un catalizador poiético que propone una capacidad de agencia aquello que explora la conexión maquínica del ser humano con el mundo. Desde esta mirada, el código no es sólo entonces contenedor de significados, sino que se convierte en un productor de sentido y en un dispositivo que comparte conocimiento y genera comunidad.

Ejes temáticos
  • CÓDIGO ENACTIVO

Este eje temático invita a reflexionar sobre el concepto de enacción, término acuñado por Varela y Maturana, que se refiere a pensar la potencialidad y la producción de realidad. Asimismo, se parte de que el código no es algo separado del mundo viviente y que es necesario analizar su materialidad y la forma en la que se vuelve una propuesta creativa. Los puntos anteriores, principalmente, nos recuerdan que ni el mundo es un objeto dado, ni el sujeto es des-mundado, sino que ambos, sujeto-viviente y mundo-sistema-fenomenológico-biológico se encuentran en una co-creación. La finalidad es vincular este eje temático a las posibilidades que brinda la generación de código como posibilidad de realidad.

  • CÓDIGO ENCARNADO

Este eje temático intenta cuestionar la manera en la que nos relacionamos con los dispositivos tecnológicos, no sólo desde una perspectiva protésica, sino desde cómo se encarnan en nuestra forma de ver el mundo. El propósito primordial es profundizar en las diversas dependencias transdisciplinarias para descubrir la manera en la que el dispositivo actúa desde lo íntimo, alterando el manejo de información y modificando de manera molecular, genética e informacional a los elementos vivos. La idea es abrir un debate sobre cómo las artes performáticas han encarnado diversos dispositivos.

  • CÓDIGO MAGIA

Este eje temático reflexiona sobre el concepto de magia, sobre cómo la tecnología y el arte siempre han estado vinculados con el quehacer innovador. Ya Walter Benjamin podía vislumbrar la grandeza del aparato, pues muestra un inconsciente maquínico, capta aquello que el ojo es incapaz de ver, desde las máquinas teatrales que representaban lo que no podía hacer el ser humano. Las artes escénicas y performáticas han estado siempre de la mano con esta paradoja: ocultar el funcionamiento y, a su vez, maravillar. El interés de esta propuesta es dislocar ese quehacer mágico y ponerlo a discutir con el quehacer del código, no ocultar, sino hacer visible lo invisible. Paralelamente, dentro de este eje también es importante la reflexión sobre el poder curativo del arte, sobre la manera en que actúa con lo tecnológico, con lo científico y con lo ritual para tratar de recuperar la capacidad de asombro.

[1] Programa Medialab, del Centro Multimedia del CENART que se llevó a cabo del 2009 al 2013. Pueden verse los distintos proyectos realizados en las páginas: http://translab.cenart.tv https://pieltecnologica.mx http://embodied.mx/ http://liveness.cenart.tv/

[2] Se refiere a poner énfasis en la integración del quehacer creativo y la programación

efusion-ejes

A partir de estos ejes temáticos Efusión se divide en cuatro secciones:

  1. Intersecciones y laboratorio de código. Abordan cada eje temático y consisten en una plática de un especialista seguido de un debate en formato de laboratorio, en el cual se profundicen diversas posturas por parte de académicos y creadores que vinculen estos ejes a partir de su práctica para fomentar el diálogo con el público.
  2. Intersecciones efusivas con creadores escénicos de San Luis Potosí
  3. Procesos enacción. Consiste en la realización de seminarios-taller impartidos por especialistas que permitan ensamblar procesos de conocimiento.
  4. Conferencia magistral 
  5. Presentaciones en vivo
CRÉDITOS

Centro de las Artes San Luis Potosí Centenario (CEARTSLP)
Dirección General: Laura Elena González
Dirección de Divulgación Artística: David Bear
Artes Escénicas: Eleno Guzmán        
Dirección de Planeación y Vinculación Interinstitucional: Paloma Caballero

Dirección Artística y producción general: Minerva Hernández Trejo
Curaduría: Minerva Hernández Trejo y Myriam Beutelspacher
Marco Teórico: Liliana Quintero
Coordinación escénica: Alicia Sánchez
Relaciones Públicas: Lorena Campbell
Asistente de dirección y producción: Lourdes Roth
Internet 2: CUDi, Salma Jalife
Conectividad: Silvia Chávez
Gráfica de fibración de Hopf: Niles Johnson
Composición: Juan Manuel Gonzalez de Cosio y Romero
Consejo de Asesores: Beatriz Marcos y Alejandro Ortiz González

CUDI
Internet 2: CUDi, Salma Jalife
Conectividad: Silvia Chávez

CMMAS
Director: Rodrigo Sigal Sefchovich
Coordinador de innovación y proyectos visuales: José Luis García Nava